domingo, 15 de enero de 2017

Mariachi Reyes del Aserradero - Sones de Jalisco (1993)


Mariachi y México siguen siendo sinónimos dentro de la esfera del espectáculo internacional , donde por cierto se incluye también una parte del público nacional. Muchos fueron los factores que impulsaron al conjunto musica l de una región de México -el mariachi- para establecerse como símbolo de toda la cultura musical de un país. El creciente nacionalismo postrevolucionario y los símbolos necesa rios para reforzarlo hicieron del mariachi - con cierta presencia en medios urbanos desde principios del siglo - el representante oficial de la música mestiza mexicana . Símbolo de expresión rural, bravía, campesina y mestiza , el mariachi favorecía sentimientos de identidad nacional muy necesarios en la entonces jóven República. Los sones jaliscienses -el repertorio tradicional con que nace el mariachi durante el siglo pasado en una amplia región del occidente de México- se interpretaron profusamente por todos los conjuntos que llegaron y anidaron inicialmenle en los medios urbanos. Con el tiempo los sones pasaron a ser un género más dentro de la impresionante versatilidad interpretativa del mariachi. La radio, el cine y la televisión , igualmenle que las actuaciones en vivo, empezaron a presentar al mariachi como simple conjunto instrumental, acompañante de las figuras vocales estelares de todo tipo de géneros musicales. Empezaron a tocar canción ranchera , boleros, corridos, cumbias, sones de cualquiera otra región del país, sones cubanos, guarachas, merengues, baladas, así como tangos, rock'n roll y hasta operetas y algunos números de música clásica ligera, pero siempre, desde luego, llevando la sonoridad timbrica e identificativa de violines, guitarras y trompetas, propias del mariachi.


El Mariachi Reyes del Aserradero es de los pocos conjuntos que ha permanecido en su región, doblemente natal, de sus integrantes mismos y del son jalisciense. El conjunto es de Zapotiltic, en el sur de Jalisco, y sigue recreando la música que con exigencia de buena calidad solicita y escucha la población regional. Es normalmente desconocido fuera de Jalisco que en diversas poblaciones del sur del estado -región donde nace parte importante del mariachi y su música- existan desde siempre excelentes conjuntos de mariachi. La escuela natural de esta música de tradición oral ha mantenido siempre estándares de virtuosismo entre sus discípulos, como respuesta directa a la alta exigencia del público local. Tanto grupos comerciales como tradicionales continúan con estos altos niveles y la historia local conocida es que los buscan de todo el país y el extranjero para acompañar a las estrellas cantantes de todo momento. Por otro lado son conjuntos que conocen perfectamente el repertorio con que nace el mariachi: los sones jaliscienses, situación muy difícil de encontrar con maria chis de otros lugares, en particular los habituales de la Plaza Garibaldi.


El Mariachi Reyes está formado por cuatro violines, -que no se esconden tras las trompetas o las guitarras y que desarrollan virtuosamente sus secciones con melodías muy abajeñas (aunque no ajenas a los arreglos del periodo de Rubén Fuentes)- vihuela, guitarra quinta o de golpe, guitarra sexta , guitarrón y dos trompetas. La voz solista y los coros las realizan en el registro alto como corresponde a la interpretación vocal del son jalisciense y en general del son regional en todo el país. Don Jesús Reyes Lara inicia el Reyes del Aserradero en la década de los 60, conjuntando verdaderos virtuosos de toda la región. En esta versión del Reyes del Aserradero hay integrantes nativos de Tamazula, Contla, Cuidad Guzmán, Tapalpa, La Yerbahuena y Zapoltiltic, poblaciones todas del sur de Jalisco.


El repertorio seleccionado para este dísco, grabado en Zapotiltic en julio de 1985, incluye sones tradícionales, algunos muy conocidos como El Cihualteco, Las abajeñas , El tren y El palmero, otros no tanto como El terreque, El burro polillas y El perico loro , pero lodos con el sello de originalidad y calidad interpretativa que debe identificar al mariacru no solo en el extranjero sino en México, como intérprete excelso del son jalisciense.

Repertorio:

01 - El Pasajero
02 - El Cihualteco
03 - El Tren
04 - El Burro Pardo
05 - El Burro Polillas
06 - Las Abajeñas
07 - El Palmero
08 - El Terreque
09 - El Perico Loro
10 - El Gusto