jueves, 23 de junio de 2011

Los Camperos de Valles - La Pasión (2004)


En México hay muchos violinistas virtuosos en diferentes regiones del país, tremendamente creativos y con una técnica impecable aprendida, sin necesidad de pentagrama, observando y escuchando a los viejos. Este gran talento, enorme fuente de cultura y conocimiento, ha sido poco reconocido nacionalmente, siendo solo unos pocos violinistas los que se conocen fuera de su región . Juan Reynoso de la Tierra Caliente, Javier Bautista de Michoacán, el recién fallecido Eusebio Méndez de la Sierra Gorda y Heliodoro Copado de la Huasteca Potosina han revelado, por medio de grabaciones, documentales y giras, esta enorme riqueza musical que tanto se aprecia en las regiones donde nacieron. Heliodoro Copado había ofrecido múltiples conciertos en Europa y los Estados Unidos cuando, durante una gira por California, una embolia frenó su trabajo. Este CD es un homenaje a su enorme creatividad, el conocimiento e historia que le permiten hacer vuelos de gran complejidad, con que expresa emociones profundas que van desde lo más trágico en un son como 'El huerfanito' a lo más jocoso en 'El caimán'.

Copado fue, durante 25 años, el violinista del trío 'Los Camperos de Valles', formado por el huapanguero Marcos Hernández, cuya voz de falsete es el perfecto complemento al violín de Copado. Durante más de una década el trío se completó con la jarana y segunda voz de Gregorio, 'Goyo' Solano, el encargado de 'trovar' los versos que su público exige en todos los 'sones ejecutivos' cuya estructura musical permite la improvisación no solo en el violín, sino también en la lírica. En estos grandes sones, los mas difíciles de interpretar, el violín suele 'atravesar' el ritmo de las guitarras. Heliodoro Copado nació en el rancho Neblinas, Querétaro, y desde muy joven se enamoró del violín. "Yo siempre vivía en un rancho, y por ahí hacían bailecitos de guitarra, jarana y violín. Entonces yo iba y me juntaba con otro muchacho y otros amigos de mi infancia para escuchar la música. Allí empezábamos nosotros, le pedía el violín prestado a los que estaban tocando para ver si me salía una nota y con suerte los músicos que iban a tocar no eran egoístas y decían 'si, como no', y así me fue naciendo y me fue gustando."


Tenía 12 ó 13 años cuando Heliodoro empezó a tocar y 16 cuando ya se le consideró violinista. Tocaba en varios tríos y fue integrante de un mariachi de Ciudad Valles cuando el joven guitarrista Marcos Hernández le pidió que formaran un trío que se conoció como Los Camperos Huastecos y, mas tarde, Los Camperos de Valles. Eduardo Llerenas grabó por primera vez a Los Camperos en 1975 y produjo dos CDs del grupo bajo su sello Discos Corasón. Estos mismos CDs han resultado ser una fuente de enseñanza para los múltiples violinistas jóvenes de la Huasteca, que se esfuerzan por simular su técnica y virtuosismo en preparación para convertirse en huapangueros. Llerenas llevó a Los Camperos de Valles a Londres en 1989, la primera de muchas giras a Europa y los Estados Unidos en donde el son huasteco fue recibido con mucha atención y respeto. Estos escenarios representan otro reto para los músicos; acostumbrados a la calidez, la respuesta , los gritos, las carcajadas y el zapateado de su público, en Europa encontraban un público que escuchaba con atención y en gran silencio cada nota que interpretaban. Uno de los viajes con Llerenas resultó en la grabación del trío en los estudios de Peter Gabriel, roquero inglés y gran promotor de la música tradicional del mundo. La grabación fue producida por Llerenas con la participación de los excelentes ingenieros de los estudios de Real World - el sello de Gabriel. El material se quedó en los archivos de la disquera inglesa, tristemente olvidado, hasta que Corasón vio la manera de recuperar los masters y así producir un CD que podría celebrar la maestría, la pasión, de este legendario trío y de don Heliodoro en especial.








Lamentablemente Don Heliodoro Copado Ramírez, aquel violinista fundador e integrante de los Camperos de Valles, falleció el 7 de julio de 2007 a la edad de 69 años a causa de un infarto en su casa de Ciudad Valles, San Luis Potosí.


Descanse en paz Don Heliodoro, leyenda de la música huasteca.

Los Camperos de Valles - La Pasión (2004)

Repertorio

01. La Pasión. "Si la mujer es hermosa .. ¿porqué no he de amarla yo?" El CD abre con una interpretación muy sentida de este son huasteco tradicional que explora, con gran poesía, la alegría y la tensión del amor. Heliodoro hace gala de múltiples floreos con la vara en un ritmo asentado.

02. El Sacamandú. Con el vuelo del violín igualando la belleza del canto de un jilguero, el sacamandú es pieza clave en el repertorio huasteco. Es de difícil ejecución tanto por la síncopa del violín como por el falsete de la voz.

03. El Caballo. El son huasteco es capaz de inocencia poética, de gran melodrama, de fuerte ironía y también, como en este caso, de doble sentido. Este 'caballo' busca de alguna estimulación para poder ponerse a trabajar.

04. La Presumida. Los sones huastecos suelen glorificar a la mujer aunque también la critican y la culpan por hacerles la vida imposible a los hombres. En un verso improvisado para la grabación, Goyo teme que la mujer presumida, bien vestida y muy consentida, sea capaz de buscarlo y encontrarlo hasta en Europa.

05. El San Lorenzo. Esta versión del son, muy distinta a la que Eduardo Llerenas grabó en 1975, demuestra el gran asentamiento y madurez, propios del virtuosismo del maestro Copado.

06. Las Tres Huastecas. Compuesto ya en la época de la radio y el cine, este son es cantado a tres voces con letras ya establecidas y con poco espacio en su estructura para la improvisación. Lo que el son pierde en la creatividad, gana en la belleza de la armonía de las dos voces.

07. El Tepetzintleco. "No diré que nunca peco porque soy un ser humano ... " El violín mide perfectamente el humor de este son dedicado al poblado de Tepetzintla y sus moradores. No hay moralismo ni juicio del hombre que sabe como el licor de la botella pueda disipar la soledad.

08. El Fandanguito. Como se confirma en la voz de falsete , se trata de 'el rey de los sones' y los adornos en el violín de Copado responden a las exigencias de su público que siempre le pide 'el fandanguito ' para escucharlo y zapatear con gusto.

09. La Malagueña. Hay 'malagueñas' en diferentes regiones del son mexicano y el son forma parte del repertorio básico de los tríos huastecos. En esta interpretación, Copado toca 'atravesado' o sincopado al ritmo de las guitarras.

10. Huasteca Linda. Entre los mas bellos sones cantados a tres voces, 'Huasteca linda' es una elegía a la región y a sus mujeres. El canto de Marcos contrasta con la armonía del coro y Heliodoro adorna el son con floreos en su violín.

11. El Huerfanito. Este es un gran 'son ejecutivo' de la vieja escuela, lleno de melodrama y tragedia. El violín pinta la escena para que el público entienda como se sintió el hombre que, desde atrás de las rejas de la cárcel, ve pasar el ataúd de su madre y se lamenta no poder acompañarla a su morada final.

12. Mi Huastequita. Como es muy frecuente con los sones cantados a tres voces, el tema es la celebración de la región, las mujeres y los sones huastecos.

13. El Caimán. El violín de Heliodoro se entreteje perfectamente con las dos guitarras para crear el ambiente seductor y atrevido en que el caimán sale de las sombras para tomarse un baño de sol. 'El caimán', todos lo reconocemos, es hijo de Adán y muy interesado en seguir los movimientos de las hijas de Eva.

14. El Gusto. En este son los dos guitarristas provocan a Copado a que interprete unos pasajes improvisados en el violín que fueran realmente memorables, y el maestro responde.

15. La Huasanga. En este son 'ejecutivo', para muchos la pieza mas perfecta del repertorio huasteco, los tres músicos improvisan con gran fluidez y precisión. Marcos Hernández provoca a Copado, gritándole, "Échale ahora que estoy en Box" haciendo referencia al pueblo británico en donde Peter Gabriel ha convertido un molino de trigo en unos estudios de grabación excelsos. Copado responde con vuelos aparentemente imposibles en su violín que van de clímax en clímax. Hacia el final del son las dos voces cantan la 'cadena', estableciendo una conversación musical sobre las aventuras y los sueños del hombre enamorado.

Codificado en MP3 @ 320 kbps con portadas y librillo incluído

Túpele desde el cielo Heliodoro!

7 comentarios:

Mike dijo...

http://www.multiupload.com/2OHIMC9OPL

Yaolli Toltecayotl dijo...

gracias :)

Anónimo dijo...

en cerio muchisimas gracias!!!

Anónimo dijo...

Hola, ya no sirve el link, ¿pedes subirlo de nuevo?

Anónimo dijo...

Me puedes mandar otro link

Mike dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Armando Martinez dijo...

Eres el master amigo gracias por tus aportaciones, tuve la fortuna de encontrar tu blog hace dos semanas, ya crecio mui colección :3 y lo mejor de todo por Mediafire!!! :D