martes, 22 de febrero de 2011

Miguel León Portilla, orgullo de México

Hoy cumple años Don Miguel León Portilla, traductor, antropólogo, historiador y un largo etcétera. Una alegría tener todavía a este señor.  Ha dedicado su vida al estudio del pensamiento y lengua indígenas, y a la defensa y revaloración del idioma nahuátl que hoy sigue vivo y es hablado por millones de mexicanos, todos deberíamos leer alguna vez alguno de sus libros, sus hermosas traducciones de la poesía de Nezahualcoyólt, junto con las del maestro Angel María Garibay.



 El Economista publica esta semblaza, con motivo de sus 85 años.

Miguel León Portilla festeja sus 85 años

" Nombrado el año pasado “Doctor Honoris Causa” por la Universidad Complutense de Madrid, España, galardón que se suma a una larga lista de reconocimientos por su frutífera trayectoria, el historiador mexicano Miguel León-Portilla festejará mañana 85 años de vida.
Dicho galardón fue concedido al investigador mexicano en reconocimiento a sus estudios sobre la cultura mesoamericana y sus méritos a favor del conocimiento, difusión y defensa de las lenguas y derechos de los pueblos indígenas.
En total, León-Portilla ha sido investido con el “Honoris Causa” en 16 ocasiones: en 1980 por la Southern Methodist University, en Dallas, Texas; en 1987 por la Universidad de Tel Aviv; en 1990 por la Université Toulouse Le Mirail, Francia, Toulouse y en 1994 por la Universidad Mayor de San Andrés, La Paz (Bolivia).
Así como por la Universidad de Colima (1994), Brown University, Providence, Rhode Island (1996), la Universidad Nacional Autónoma de México (1998), la Universidad Carolina de Praga (2000), la San Diego State University (2002), la Universidad Iberoamericana (2002).
La Pontificia Universidad Católica del Perú (2003), la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo (2007), la Universidad Autónoma Metropolitana UAM, México, (2009) y la Universidad de Guadalajara (2010).
León-Portilla, quien nació el 22 de febrero de 1926, en la Ciudad de México, siempre ha mostrado su interés por los pueblos prehispánicos de México, por lo que influyó para que su formación estuviera acaparada por la historia.
Estudió en la Universidad de Loyola en los Angeles California, en donde obtuvo un grado en artes en 1951, complementando éste con la filosofía, materia que cursó en la Universidad NNacional Autónoma de México (UNAM), de la que se tituló como doctor en 1956.
Atraído por la lengua náhuatl, el también antropólogo, ha interpretado y publicado diversas recopilaciones en este dialecto, de ahí que su tesis haya tratado sobre “La filosofía náhuatl estudiada en sus fuentes”.
Asiduo difusor de la literatura escrita con este lenguaje, ha encabezado varios movimientos para revaluar y entender la que aún sigue siendo la lengua materna de aproximadamente 1.5 millones de habitantes.
Derivado de esa pasión, ha impartido cátedra en la Facultad de Filosofía y Letras en la UNAM; ha sido miembro de la Academia Mexicana de la Lengua, 1962; de la Academia Mexicana de la Historia, 1969; del Colegio Nacional, 1971; y de la Junta de Gobierno de la UNAM, de la que también es investigador.
Como director ha presidido el Instituto Indigenista Interamericano en el periodo de 1960 a 1966, el Instituto de Investigaciones Históricas de la UNAM de 1966 a 1976.
Su vasto conocimiento de la historia, que abarca el México precolombino, del periodo de la Conquista, y contemporáneo, han hecho que descubriera varios trabajos de estas etapas, como las obras de Fray Bernardino de Sahagún, de quien ha retomado los estudios que hizo de la civilización azteca, y que ha traducido al castellano a petición de autoridades españolas.
Este documento, nunca publicado, versa sobre la “Historia general de las cosas de la Nueva España”, y aunque ya había sido tratada en alemán, el compendio era incompleto.
Pero más allá de ello, las aportaciones que Miguel León-Portilla ha dado a la antropología e historia de este país, han hecho que este investigador sea laureado con premios que edifican y reconocen su trayectoria.
También ha recibido el Premio Internacional Menéndez Pelayo, por la Universidad de Santander en 2001; la Medalla Belisario Domínguez, en 1995, y el Premio Alonso de León, en 1982, tan sólo por citar algunos.
Sus resultados han sido plasmados en diversos libros en los que recopila la trascendencia de las civilizaciones que forjaron la nación, entre los que destacan: “La visión de los vencidos” (1959) “Los antiguos mexicanos a través de sus crónicas y cantares” (2009); “México: muchas lenguas y culturas. Su florecer en un universo de biodiversidad” (2007); “La tinta negra y roja. Antología de poesía náhuatl” (2008) y “Poesía náhuatl” (2006).
Actualmente, es investigador emérito de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), prosiguiendo con la línea de investigación que le ha caracterizado, los estudios antropológicos e históricos. "



Pueden también leer la semblanza que hace El Colegio Nacional.

Como pueden ver la literatura y la música hoy se dan la mano en este blog.

Y por increíble que les suene, si quieren hacer lectores a sus hijos tienen que leer (con ellos, no tan obvio), y la literatura indígena (nahuátl, mixteca y otro largo etcétera), entre otras historias y relatos de la vida cotidiana, está colmada de historias con personajes animales,  que casualmente es lo ideal para los pequeños lectores, y curiosamente no son tan abundantes los libros de literatura indígena para niños, pero les deseo suerte, el CONAFE tiene algunos títulos muy interesantes y creo que ya hemos puesto algún disco del CONAFE en el blog, o es otro de los grandes temas pendientes.

Y es que al final la literatura y la música son expresiones de nuestra cultura, acerquénse a los libros de don Miguel León Portilla. Que hoy celebra años y nosotros lo festejamos también en este blog.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Hace tiempo visito tu blog, creo que desde que lo empezaste, pero nunca había comentado.
Felicidades por tu buen gusto, musical y cultural.
Espero sinceramente que también seas zurda (roja pues), sería una pena que no lo fueras :)

Un saludo cordial (extensivo a todos tus lectores).