martes, 10 de noviembre de 2009

Folk Music of Mexico - Grabaciones de Henrietta Yurchenco

FOLK MUSIC OF MEXICO
Recorded among Mexican Indians by Henrietta Yurchenco, 1944-46. Edited by Henrietta Yurchenco. 6-page brochure.


 
  1. Cora: "Son del Elote", "Son del Venado", "Son de la Siembre", sung with mitote by E. Altamirano; "Son de Cuaresma", played on reed flute by M. Cabrales; "Son de la Semana Santa", played on reed flute and drum by C. Silverio and M. Daniel
  2. Seri: "Cancion del Marineró Cansado", sung by Antonio Burgos; "Cancion del Dios", sung by Sara Villalobos; "Cancion del Curandero", sung by Jesús Ibarra Yaqui: "Baile del Venado--El Tecolote" and "Baile del Venado--El Palo Verde", sung with notched sticks and water drums by L. Tapia and assistants
  3. Tarahumara: "Yumari", sung with rattle by P. Cruz; "Dutuburi" and "Yumari", sung with rattle by H. Ramos Huichol: "Fiesta del Peyote", sung by J. de la Cruz and dancers; "Fiesta de la Calabaza", sung with huehuetl by J. de la Cruz and assistants; "Fiesta de los Enfermos", sung by P. Gonzalez and assistants
  4. Tzotzil and Tzeltal: "Son de San Juan", played on trumpet, reed flute, and drum by M. Pachitan and A. Peréz; "Son de Fiesta", played on trumpet, reed flute, and drum by S. Gerón, A. Guzmán, and M. Sandis; "Son de Carnaval" and "Anuncio de Carreras de Caballos", played on reed flute and drum by A. Arias and M. Lopez; "Son de Semana Santa", played on reed flute by M. de la Torre



En La vuelta al mundo en 80 años. Memorias de Henrietta Yurchenco podemos leer:


En todos los años entre indígenas, nunca me sentí más a gusto que con los seris. Tal vez en el pasado mataron a sus enemigos con flechas envenenadas, o por estrangulación o mordidas, sin embargo, jamás sentí miedo. Me dejaron entrar en su vida interior, cantaron sus canciones y contaron sus historias, mitos, creencias religiosas cosas que nunca compartieron con los mestizos. Hasta ahora no sé si fue por ser extranjera, por ser mujer, o tal vez porque creyeron que tenía poderes de chamán.


Los cantantes pusieron como condición que los yoris no estuvieran presentes mientras ellos cantaban. Todos querían cantar y tuve que organizar cita con cada uno. Eran tan inteligentes que anunciaban el tema de cada canción en español. Y con sus cantos pude averiguar un poco de su historia y costumbres; por ejemplo, que en guerra los seris sí cortaron las cabezas de sus enemigos. Cantaron de todos los   aspectos de la vida: canciones de cuna y de amor, de cazar y pescar, cantos a los dioses y la naturaleza, y cantos especiales de la juventud y mujeres. 
No ofender a nadie fue una de mis preocupaciones. Cuando me enteré de que Sara Villalobos estaba corriendo el rumor de que todos los que cantaban para la máquina iban a morir, supe que fue por celos. De inmediato la confronté: 
–Sabes tan bien como yo que estás mintiendo. Ven mañana y vamos a grabar tus canciones. 
Contenta y sonriente, se volvió al campamento casi bailando al caminar. 
–Sí –me dijo–, mañana vengo. 

En sólo tres días todos los discos se me acabaron; grabamos 80canciones y no quedaba ni uno para un curioso violín rectangular de una cuerda, el único que he visto en mi vida.



En el mismo libro encontramos una anécdota de Sara Villalobos, la mujer seri con porte de duquesa, con la que Henrietta Yurchenco entabló una cercana amistad y compartió maquillaje. Es mejor leer la historia completa en palabras de Yurchenco.



Es difícil hechar mano de estas grabaciones. Este es un disco LP que no ha sido editado en compacto. Las Memorias de Henrietta Yurchenco son encantadoras y es toda una experiencia leer sobre las historias de los seris y otros pueblos que fueron grabados por esta notable investigadora.
No dejen pasar este disco y escuchen la canción de Sara Villalobos, la orgullosa mujer seri que canta todavía para sus dioses y nosotros.

4 comentarios:

ana_xyz dijo...

256 kbps
http://rapidshare.com/files/304779518/FMM-HY.rar

Anónimo dijo...

Muchas gracias.

Javier dijo...

Un documento digno de conservarse y estudiarse. Gracias!!

Anónimo dijo...

Chacando,gracias.
Saludos todos.