jueves, 7 de mayo de 2009

Nicandro Castillo

Reconocido como "El Rey del Huapango" por la calidad y arraigo popular de sus composiciones, así como por la difusión que dio a ese género musical en el mundo, el cantante y compositor mexicano Nicandro Castillo, nació el 17 de marzo de 1914.

Autor de huapangos ya clásicos de la lírica popular mexicana como "El hidalguense" y "Las tres huastecas", Nicandro Patricio Castillo Gómez, su nombre completo, llegó al mundo en Xochiatipan, Hidalgo, donde desde temprana edad dio muestras de su gusto por la música de su tierra.

Llamado también "El Ticho" Castillo, el artista cultivó con éxito diversos ritmos como el corrido, el vals, la canción ranchera y el bolero, al grado de haber sido considerado uno de los compositores mexicanos más importantes en la Epoca de Oro de la música y cinematografía nacional.

A los 17 años de edad, tras haber dejado inconclusa su carrera como profesor normalista, Nicandro llegó a la Ciudad de México para ingresar a la milicia, pero su hermano Roque lo invitó a formar parte del grupo Los Trovadores Chinacos, cuyo director era el compositor Pedro Galindo Galarza.

Ya como integrante de Los Chinacos, Nicandro comenzó a conquistar al público mexicano con sus composiciones y luego al de Estados Unidos. El éxito llevó al grupo a participar en las películas "El rayo de Jalisco", "Enemigos", "El héroe de Nacozari" y "María Elena", entre otras, así como en algunas producciones hollywoodenses.

A fines de la década de los años 30 surgió un grupo encabezado por el propio Nicandro: Los Plateados, integrado también por su hermano Roque, el tabasqueño Trinidad Castillo, "El Zurdo Trinidad", y el violinista de leyenda, "El Viejo Elpidio" Ramírez, quienes dieron a conocer el son huasteco a nivel nacional.

Numerosas son las grabaciones que Los Plateados realizaron en esos años, tales como "Quisiera", "Sueño", "La calandria", "La media bamba", "Fiesta huasteca", "Molango", "Huejutla", "Mezquititlín" y "Cielo huasteco", entre otras, de la autoría de "El Ticho" Castillo.

Mención aparte merecen otras grabaciones que al paso del tiempo se convirtieron en joyas de la música mexicana, como las ya citadas "El hidalguense" -que constituye un himno de esa entidad federativa-, "Las tres huastecas" y "El cantador".

La picardía del huasteco nato la supo plasmar el reconocido "Ticho Castillo" en huapangos como "La Antonia", "El cuerudo", "El deseoso", "El viejo alegre" y "El cuervo", entre otros.

Además, Nicandro le cantó con singular sutileza a la belleza de la mujer mexicana en los valses "Leticia" y "Juanita", al amor paternal en el huapango "Corazoncito", así como al amigo fiel en el corrido "A Pepe Velázquez" y al amor de siempre en "Pasión".

A la salida de "El viejo Elpidio" de Los Plateados, Nicandro invitó al violinista Antonio Maciel a formar parte del grupo, quien destacó por su virtuosismo en la ejecución del son huasteco, y después, en diferentes épocas, aportaron su talento músicos como Cuco Calderón, Juan Aquino y Josafath Hernández.

Ya retirado del ambiente artístico y tras un paso efímero por la administración pública en el municipio de Huejutla de Reyes, Hidalgo, Nicandro Castillo tuvo una segunda etapa como compositor, "la del retiro", en la que destacan huapangos como "Los arrieros", "Amanecer huasteco", "Ocaso" y "Xochiatipan".

Entre los grandes intérpretes de "El Ticho" Castillo están Miguel Aceves Mejía, Los Calaveras, Juan Mendoza, Pedro Infante, Antonio Aguilar, Los Rogacianos, El Trío Alma Hidalguense, Los Tres Huastecos, el Grupo Acatlyucan, Los Aguilar, Linda Rodstant, Ada Cuevas, Alberto Angel "El Cuervo" y la española Massiel.

En reconocimiento a su trayectoria, el nombre de Nicandro Castillo, "El Rey del Huapango", quedó perpetuado en una calle de Huejutla de Reyes, justo donde tenía su residencia el compositor hidalguense, y en una jardín ubicado en Pachuca, la capital.

Luego de haber recibido diversos homenajes, tanto en encuentros regionales como en teatros y en la televisión mexicana, Nicandro Castillo, murió el 30 de julio de 1990 en la Ciudad de México, a causa de un paro cardiaco, pero sus restos descansan en su natal Xochiatipan, Hidalgo. (Notimex)


1 comentario:

CUAU dijo...

A quien quiera escuchar algo de Nicandro Castilloél, les comento que en el blog de malaika esta un disco de él, la liga es http://mixemalaika.blogspot.com/2008/10/nicandro-castillo-el-rey-del-huapango.html


Saludos