sábado, 28 de mayo de 2011

Son de Paracho - Semblantes de Michoacán (2007)



Aunque no es su principal ocupación, la música, en especial la tradicional, es su punto de encuentro y de sueño. Es la música de sus raíces Purhépechas la que ha sido capaz de reunir a un adolescente de 14 años, a su abuelo, al profe de música de la casa de cultura de Paracho, a un laudero y a un maestro en educación especial a crear de nuevo y de fresco lo creado por sus ancestros. Guillermo Mercado Alvarez a sus 65 años, taxista de ocupación y músico de profesión, de corazón y de toda la vida. La guitarra ha sido su eterna compañera. Aprendió de niño la laudería y desde entonces no ha dejado de seducirla y dejarse seducir. Tocó en la Rondalla de Paracho "Voces y Guitarras" y ha formado parte de varios Tríos de Paracho y del Mariachi de la localidad. Por primera vez, con "Son de Paracho" explora la música tradicional Purhepecha. Para Don Memo, como le dicen los demás, la música Purhepecha lo ha llevado a tocar el sentimentalismo y la alegría de la vida, dice con sus ojos profundísimos. El más viejo de todos, el más experimentado, el más respetado, se siente a veces un poco desencajado del grupo por su edad, pero se siente unido a una creencia común: la música es el desfogue de la vida cotidiana y su inspiración. Guillermo Mercado Cano, nieto de Don Memo, tiene 14 Años, estudia el tercer año de secundaria y sonríe siempre con una sonrisa que llena todos los cuartos. Su puesto en el grupo es el violín. Aunque tiene apenas 3 años que aprendió a tocar, lo hace muy bien y no le ha costado trabajo. Nació y creció en cuna de músicos. Memo quiere ser médico y seguir encontrando la convivencia y la alegría de la vida en la música, y seguir sonriendo.

Juan Rodolfo Gómez González tiene 20 años y toca el primer violín. Bueno, toca todo. Sus compañeros dicen que Juan es el músico de profesión y que los demás lo acompañan. A pesar de que no hay músicos en su familia, él lleva la música por dentro y por todos. A los 14 años empezó a estudiar guitarra en la Casa de Cultura de Paracho y después de encontrar ahí su vida, continua de maestro. Estudió guitarra clásica en el ClDEG (Centro de Investigación para el Desarrollo de la Guitarra de Paracho). Con estas bases se dio cuenta que podía aprender cualquier otro instrumento con facilidad. Es hasta su integración al grupo cuando Juan descubre y empieza a amar la música Purhepecha. Sobretodo le inspira el respeto y la ternura con que se habla de las mujeres y de la naturaleza. Los ritmos purhepechas te mueven los pies aunque no quieras, dice, con sus ojos más vivos de lo que están.

Pedro Lemus Torres tiene 30 años y es laudero de profesión. Desde niño, puliendo madera hasta sacar de ella guitarras, no es sino hasta hace tres años cuando se decide a sacar música de ellas. Fue parte del mariachi de Paracho y ahora toca en el grupo la Vihuela. Marcos Ponce Tapia, con 52 años de edad, toca el contrabajo, sin el más mínimo trabajo. Tiene 8 años tocando aquí y allá sobre todo la guitarra. Es maestro de educación especial en su pueblo y quizá por eso, es el más paciente -dicen sus compañeros- una de las piezas claves que mantiene la unión.

Todos "Son de Paracho"!


Repertorio:

01. Male Rosita
02. Arriba Pichataro
03. La cuesta de Sebina
04. Toros y Sirangua
05. Son de Danza de Viejitos
06. Male Lichita
07. Abajeño Antiguo
08. Popurrí de Michoacán
09. Abajeño de la Sierra
10. Popurrí de Michoacán
11. Los Mirasoles Blancos
12. Male Barbarita
13. Toro de Once
14. Abajeño en Re
15. Son de Paracho

Codificado en MP3 @ 320 kbps con portadas incluidas

viernes, 27 de mayo de 2011

¡México Alta Fidelidad! (1957)

Este es otro de los tesoros en formato LP adquiridos en mi último viaje. Grabado en campo por José R. Hellmer, con una muy buena calidad de sonido bajo el sello Vanguard. Cuenta con la participación mayoritaria del legendario Conjunto Medellín de Lino Chávez, así como de los tríos huastecos Cielito Lindo, Xilitla, Chahuixtle y Fernández, haciendo una estupenda combinación de sones huastecos y jarochos.





Repertorio:

01. El Pijul
02. El Zapateado
03. La Petenera
04. Coplas a mi Morena
05. El Querreque
06. La Bruja
07. El Siquisirí
08. El Caballo
09. La Bamba
10. La Rosa
11. El Cascabel
13. El Fandanguito

Codificado en MP3 @ 320 kbps a partir del LP con portadas en alta resolución.

A disfrutar!

jueves, 26 de mayo de 2011

Mariachi Los Camperos de Nati Cano - ¡Llegaron los Camperos! (2005)




El Mariachi "Los Camperos" de Nati Cano está basado en la ciudad de Los Angeles, CA y ha sido ganador y nominado en los prestigiados premios Grammy. Esta agrupación fué uno de los cuatro mariachis que colaboraron en el famoso disco "Canciones de Mi Padre" de Linda Ronstadt en 1987. También aparecieron en el disco "Más Canciones" de Linda Ronstadt y la acompañaron en sus conciertos por todo USA. Su discografía incluye:

Puro Mariachi (Indigo Records, 1961)
North of the Border (RCA/Carino Records, 1965)
El Super Mariachi, Los Camperos (Latin International, 1968)
Valses de Amor (La Fonda Records, 1973)
Canciones de Siempre (PolyGram Latino, 1993)
Sounds of Mariachi (Delfin Records, 1996)
Fiesta Navidad (Delfin Records, 1997)
Viva el Mariachi (Smithsonian Folkways, 2003)
¡Llegaron Los Camperos!, (Smithsonian Folkways Recordings, 2005
Amor, Dolor y Lagrimas: Música Ranchera (Smithsonian Folkways Recordings, 2008

Precisamente este disco, ¡Llegaron Los Camperos! fué nominado en los Premios Grammy del 2006 en la categoría del mejor album Mexico-Americano y además ganaron la categoría Mejor Album Musical para Niños en el 2005.


Natividad " Natí" Cano creció tocando música de mariachi. Su padre y su tío eran músicos y lo reclutaron para tocar con ellos profesionalmente en la cercana Guadalajara cuando él contaba solo con ocho años. Aún a esa edad, Cano sentía ya la gran inqui etud musical y el reto de perfeccionarse musicalmente que ha caracterizado toda su carrera. Estudió violín en el conservatorio local, y fijó todos sus esfuerzos en labrarse un camino hacia la oportunidad profesional que veía perfilarse en Los Ángeles, California. A la edad de 15 años, durante el apogeo de la popularidad del mariachi en el cine, se le presentó la ocasión de mudarse al norte y la tomó, uniéndose al Mariachi Chapala en Mexicali, Baja California, en el límite con los Estados Unidos. Una década más tarde, en 1959, se mudó definitivamente a Los Ángeles. En 1961 se convirtió en el director del mariachi de la casa en el teatro Million Dollar y renombró el grupo como Mariachi Los Camperos.


Cano inculcó la disciplina en Los Camperos, ensayando tres horas diarias y creando nuevos arreglos. Además de sus presentaciones regulares en Los Ángeles, Los Camperos acompañaron también cantantes en los espectáculos de Las Vegas y en giras por el suroeste. En tanto el grupo fue encontrando más oportunidades para presentaciones individuales, Cano se dio a la tarea de mejorar continuamente la coreografia sobre el escenario y la música. En 1969, la Fonda de Los Camperos abrió sus puertas en Los Ángeles, marcando la completa separación del grupo de su función meramente acompañante. La Fonda, de propiedad de Cano y sus asociados y operada por ellos mismos, fue el primer teatro restaurante mariachi en los Estados Unidos, presentando espectáculos con Los Camperos todas las noches. La puesta en escena disminuyó la presión que significaba tocar los impredecibles pedidos del público, y puso al grupo en total control de sus actuaciones de concierto.

Mientras Nati Cano participa activamente en la dimensión artística de Los Camperos, refinando el estilo instrumental que crea la quinta esencia del sonido moderno del mariachi por el cual son admirados, el director musical de Los Camperos, Jesús "Chuy" Guzmán merece el crédito por la mayoría de los arreglos de hoy del grupo. Nació en San Luis Río Colorado, Sonora, el 8 de abril de 1964, y fue criado en Ensenada, Baja California , hijo de un músico mariachi que lo inspiró para comenzar a estudiar esa música.


Desde mediados de los años 80, Mariachi Los Camperos ha sido un nombre emblemático en varios de los más importantes festivales anuales, sobre todo en el Tucson Internacional Mariachi Festival, el Festival ¡Viva el Mariachi de Radio Bilingüe en Fresno, y en el escenario del elegante Teatro Degollado de Guadalajara durante el Encuentro Internacional del Mariachi. Han realizado giras con su propio espectáculo Fiesta Navidad por los más notables escenarios del oeste de los Estados Unidos y han dado conciertos en el Lincoln Center de Nueva York, el Kennedy Center de Washington, D.C. y en el Smithsonian Folklife Festival que se realiza en el National Mall. Esta grabación presenta elementos esenciales del repertorio de concierto del grupo durante la década de los 90s.



Repertorio:

01. Llegaron los Camperos
02. Jalisco
03. Las Ciudades
04. Jarocho II
05. José Alfredo Jiménez
06. Los Dos Amantes
07. Michoacán
08. La Noche de Mi Mal
09. Jarocho I
10. México Lindo

Codificado en MP3 @ 320 kbps con las portadas incluídas.

¡Llegaron los camperos!

miércoles, 25 de mayo de 2011

The Real Mexico in Music and Song (1966)


En otro viaje de trabajo a los Estados Unidos, me topé con una tienda de LPs. Pensé que éstas eran cosas del pasado. Me adentré en ella disfrutando del olor a viejo y admirando el orden con el que estaban organizados los discos. Me dije “vamos a ver que tan buenos son estos gringos” y me dirigí a la sección “world music” y dentro de ella a “México”. ¡Cual sería mi sorpresa al encontrar un sinnúmero de joyas y tesoros en excelente estado! Sali de allí con no pocos discos preocupado por el peso de mi equipaje en el vuelo de regreso.

Les presento ahora uno de estos tesoros que adquirí del sello Nonesuch Records, una grabación de Henrietta Yurchenko (la misma que grabó el disco de música tarasca del sello Folkways que les compartí a partir de un CD hace varias semanas). A pesar de que el título reza “el México real a través de su música y canciones”, en realidad las grabaciones son todas de música michoacana, realizadas por Henrietta Yurchenko en los años 60’s. Se incluyen interpretaciones por figuras reconocidas como las legendarias Hermanas Pulido hasta de músicos callejeros que cobraban un peso por interpretar un son.


La calidad de la grabación es impecable y gracias al estupendo estado del disco de vinilo pude hacer esta grabación digital que les comparto ahora. Disfrútenla!

Repertorio:

01. Los Tiradores. Valona mestiza interpretada por Epigmenio Ramos (arpa) y Rogelio Acuña (vihuela)
02. Male Rosa. Pirecua interpretada por las Hermanas Pulido
03. Toronjil Moradía. Pirecua interpretada por las Hermanas Pulido
04. La Visita. Melodía tarasca interpretada en la guitarra por Joaquín Bautista
05. El Son del Viento. Son mestizo interpretado por Teódulo Naranjo, arpista callejero ciego
06. Fulanita. Pirecua interpretada por las Hemanas Pulido y la Orquesta de Mandolinas
07. Magnolia. Pirecua interpretada por la Orquesta de Mandolinas
08. El Toro Antejuelo. Son mestizo interpretado por Teódulo Naranjo
09. El Perro. Son mestizo interpretado por por Epigmenio Ramos (arpa) y Rogelio Acuña (vihuela)
10. Flor de Canela. Pirecua interpretada en la guitarra por Joaquín Bautista
11. Fiesta en Uruapan. Pirecua interpretada por las Hermanas Pulido
12. La Reginita. Pirecua interpretada por la Orquesat de Mandolinas
13. Son de Javalín. Son planeco interpretado por por Epigmenio Ramos (arpa) y Rogelio Acuña (vihuela)
14. Malva Rosita. Pirecua interpretada por las Hemanas Pulido y la Orquesta de Mandolinas

Codificado en MP3 @320 kbps, se incluyen portadas del LP digitalizadas a tamaño natural en alta resolución.

martes, 24 de mayo de 2011

Trío Tamalín - 20 Éxitos Huastecos - Rancheras (2010)

Ya hemos presentado antes al Trío Tamalín. Me permito anexar un resumen tomado de un post de Ana en este blog:

El Trío Tamalín se conformó hacia el año de 1988 aunque desde muchos años atrás participaban en fiestas y danzas en su tierra natal: Tamalín, una comunidad de la huasteca veracruzana.
Después de recorrer varias ciudades y acudir a distintos festivales, en el año de 1997 realizaron su primer grabación profesional. Titanio Records, de la ciudad de México, fue la disquera que decidió apoyarlos. Hasta la fecha han grabado nueve audiocintas, tres exclusivamente con música huasteca, y las restantes con polkas, cumbias y rancheras. Han grabado dos discos compactos con música huasteca. En uno de ellos, titulado Fiesta en la Huasteca participa el Prof.. Rosendo Martínez Hernádez. con algunos versos y décimas.
A partir de 1997 se han presentado en varias estaciones radiodifusoras como TV MAS, de Xalapa, Veracruz; XETU Radio Tampico, de Tamaulipas; y en la ciudad de México en radio Educación. También se han presentado en el Festival Equinoccio de Primavera 2000 en El Tajín, Veracruz. Constantemente son invitados a festivales y encuentros huapangueros organizados por CONACULTA. En el Encuentro Nacional de las Huastecas en Amatlán, han obtenido el primer lugar entre soneros de varias partes de la República.
El trío está integrado por Gabino Cruz Martínez , jarana huasteca y primera voz; Angélico Domínguez Santos, violín y segunda voz; y Mauricio Cruz Martínez, huapanguera y tercera voz.

En esta ocasión les presentamos un conjunto de 20 canciones rancheras interpretadas principalmente por este grupo, aunque participan también otras formaciones como Alegría de Veracruz, Recuerdo a Hidalgo, Sierra Huasteca, Esperanza Huasteca, Feria Huasteca, Sorpresa de Veracruz.




Repertorio:

01. Tampico Hermoso (TRIO TAMALIN)
02. Caminos de Michoacán (TRIO TAMALIN)
03. El ausente (SIERRA HUASTECA)
04. Puño de tierra (TRIO TAMALIN)
05. Urge (RECUERDO A HIDALGO)
06. Libro abierto (TRIO TAMALIN)
07. Mi gusto es (RECUERDO A HIDALGO)
08. Flor de capomo (TRIO TAMALIN)
09. Prenda querida (ALEGRIA DE VERACRUZ)
10. Vestida de blanco (SORPRESA DE VERACRUZ)
11. De un rancho a Otro (ALEGRIA DE VERACRUZ)
12. La tumba falsa (SIERRA HUASTECA)
13. El chubasco (TRIO TAMALIN)
14. Rosita de olivo (SIERRA HUASTECA)
15. Amores fingidos (ESPERANZA HUASTECA)
16. Bonita finca de adobe (TRIO TAMALIN)
17. Abrazado de un poste (EL CAMARON Y SUS HIDALGUENSES)
18. Negra Cruz (ARMONIA HUASTECA)
19. Tristes recuerdos (TRIO TAMALlN)
20. La palma (TRIO FERIA HUASTECA)

Codificado en MP3 @ 320 kbps, Disfrútenlo!

viernes, 6 de mayo de 2011

Los Camperos de Valles - El Ave de Mi Soñar (2005)

La Huasteca es una de las regiones culturales más particulares y célebres de México, cubriendo seis estados del noreste mexicano: San Luis Potosí, Veracruz, Tamaulipas, Hidalgo, Querétaro y Puebla. La mayor parte de la región está cubierta por una llanura que es aprovechada para la ganadería, el cultivo de la caña de azúcar y la extracción de petróleo. Es a su vez hogar de varios grupos indígenas prominentes, entre los cuales están los Tenek (también conocidos como Huastecos), relacionados históricamente con los Mayas del sur de México, y los Náhuatl, conectados lingüísticamente con los antiguos Aztecas. Casi todos los huastecos, sin embargo, son mestizos, miembros del grupo dominante de la población mexicana que surgió de la mezcla de indígenas, de españoles y de aquellos de ascendencia africana traídos como esclavos durante el periodo de la colonización española (1521- 1810). El son huasteco es una importante expresión de esta centenaria identidad mestiza.

El son huasteco es comúnmente interpretado por el trío huasteco, tres músicos cantando y tocando tres instrumentos. El violín lleva la melodía, acompañado por dos guitarras que son exclusivas de la región. La huapanguera, también conocida como guitarra quinta, de caja profunda y con cinco órdenes de cuerdas. Usualmente los tres órdenes más graves tienen dos cuerdas cada uno y los dos restantes solamente una cuerda. La afinación difiere de la de la guitarra común de seis cuerdas. Es G-D-G-B-E, con un intervalo de quinta justa entre las dos primeras cuerdas y luego descendiendo una quinta justa de la cuarta a la quinta cuerda. Esta afinación crea una sonoridad profunda y llena. La jarana huasteca es más pequeña, con cinco cuerdas, afinada G-B-D-F#-A. Su más agudo diapasón y su sonoridad más comprimida pueden ser escuchados claramente, en particular cuando el intérprete ejecuta efectos especiales como el redoble (un golpe corto hacia abajo y hacia arriba sobre las cuerdas) y el abanico (cuando la mano que rasguea abre los dedos a la manera de un abanico que se desdobla, lazándolos sobre las cuerdas para producir un floreo rítmico). Ambas guitarras son rasgueadas con ritmos y patrones de golpes característicos del son huasteco. El estilo tradicional de tocar la huapanguera incluye interrupciones ocasionales de pespunteo -melodías punteadas en cuerdas individuales- así como redobles y abanicos. El intérprete de huapanguera Marcos Hernández, presente en esta grabación, es reconocido por su gran habilidad para el pespunteo. El estilo vocal huasteco se distingue del de los demás sones por las voces agudas marcadas por quiebres ocasionales al falsete que ornamentan la melodía. Las voces de dos grandes maestros de este estilo, Joel Monroy y Marcos Hernández, embellecen esta grabación. Los cantantes interpretan melodías tradicionales para presentar versos Cortos llamados coplas. Casi todas las coplas en esta grabación tienen entre cuatro y seis líneas de longitud, frecuentemente con las dos primeras líneas de cada copla repetidas en la alternación de los cantantes. En general, la poesía que se escucha en la interpretación del son huasteco puede ser tomada de un repertorio de versos que ya existe dentro de la tradición, puede ser improvisada según la ocasión, o puede haber sido compuesta de antemano.


Los Camperos de Valles

El trío toma su nombre de Ciudad Valles, en el estado de San Luis Potosí. Sus miembros recuerdan que el grupo se formó alrededor de 1974, cuando Joel Monroy se juntó con Marcos Hernández y Heliodoro Copado, los tres veteranos músicos. Copado era considerado uno de los más grandes exponentes de la tradición del violín huasteco. Hernández era un distinguido cantante e intérprete de huapmlguera. Monroy se había especializado previamente en el violín, pero adoptó la jarana para completar el trío. Cuando Monroy se mudó a Tampico, Tamaulipas, para tocar con Los Caimanes, Gregorio Solano tomó su lugar en la jarana. Cuando la salud de Copado declinó, Monroy, que había seguido en contacto con los Camperos mientras estaba en Tampico, se unió nuevamente al grupo alrededor de 1995. El grupo ha actuado a lo largo de México y ha recorrido también lnglaterra, Francia, Suecia y España. Frecuentemente visita los Estados Unidos, especialmente las comunidades mexicanas de California y Chicago.



Repertorio:

1. El aguanieve
El corte inicial tiene los elementos claves del son huasteco: la vivacidad, las improvisaciones del violín, los quiebres al falsete que adornan el ya agudo estilo vocal, la elaboración melódica del pespunteo en la huapanguera, y la puntuación rítmica del zapateo de la bailarina Rosa Flores que refuerza el rasgueo sincopado de la guitarra. En la sección instrumental que viene después del segundo verso, Marcos Hernández imita con un chasquido de la lengua el sonido del trabajo que hace la bailarina con los pies. A pesar de lo preciso del término aguanieve, Artemio Posadas cree que más bien hace referencia a la "llovizna tenue parecida al rocío" que caracteriza el clima de la región.

2. El fandanguito
Una tonalidad menor y una secuencia de acordes descendentes evocan las raíces del fandanguiro en la tradición musical española. El recio violín de Joel Monroy acrecienta el poder de las tonalidades oscuras de la poesía.

3. El llorar
Una impacrante progresión modal de acordes Bb-F-D7-G7-C y el "Ay la la la la la" que precede cada una de las líneas del texto, marcan el son "El llorar". El verso inicial también presenta la constante alternación continuo estilo de falsete de Joel Monroy y Marcos Hernández.

4. El gusto
"El gusto" y otros pocos sones tienen dos versiones, dependiendo de la tonalidad en la que son tocados. El violín y la voz de esta versión en re tienen rasgos melódicos diferentes de la versión en sol del mismo son. El segundo verso, que da origen al nombre del álbum, El ave de mi soñar, muestra cómo las imágenes de la vida rural se usan con regularidad para retratar la pena y el añoranza por el amor perdido.

5. La huasanga
Un prolongado "ay la la la" identifica inmediatamente "La huasanga". En éste y algunos otros sones (vg., "Aguanieve", "Zacamandú" y "Caimán" en este álbum), el ritmo de la guitarra y los cambios armónicos suceden sobre el tiempo durante las secciones instrumentales y se desplazan a contratiempo durante las secciones cantadas. Según Artemio Posadas, huasanga es una palabra derivada del maya que hace referencia al jícaro, una calabaza común en la región. Huasanga entonces significaría "fiesta en la tierra de los guajes" (calabazas) o simplemente "fiesta huasteca".

6. La llorona
La tonalidad menor y la secuencia de acordes descendentes de este son se asemejan a las de otras "Lloronas" procedentes de otras tradiciones regionales mexicanas.

7. El zacamandú
Este son se caracteriza por las pausas rítmicas abruptas y las secuencias de acordes asimétricas. Artemio Posadas cuenta que años atrás algunos músicos ya mayores le dijeron que el significado de esta voz no española era baile a la orilla de un río o en la playa. Él por su parte cree que está relacionado con el son "Toro zacamandú" de la vecina región jarocha de Veracruz, y que las súbitas interrupciones marcan los pases del toreo. Posadas dice que para algunos de los huapangueros éste es el "rey de los sones" junto con "El fandanguito". "El zacamandú" tiende a ser uno de los sones de tempo más rápido, junto con "La huasanga", "El caimán" y "Las flores". El zapateo de Rosa Flores muestra la conexión rítmica entre el ensamble instrumental y el baile.

8. La rosa
Este son en tonalidad menor es uno de los preferidos de la tradición huasteca. En él, cada verso es interpretado por uno de los músicos, a diferencia de otros muchos sones en los cuales los cantantes alternan líneas en la presentación de cada verso.

9. La pasión
La sección de violín con que se inicia este son ofrece un buen ejemplo de como Joel Monroy crea tensión melódica y luego la resuelve con fraseos que parten y retornan a la estructura rítmica básica y la progresión armónica.

10. El triunfo
"El triunfo" es uno de los sones huastecos en tonalidad menor que más aprecian músicos y audiencias por igual.

11 . La malagueña
El repertorio y el estilo del son huasteca han influenciado la música popular mexicana por más de medio siglo. Por ejemplo, la popular versión mariachi de "La malagueña" se deriva de la secuencia armónica, la métrica y el canto con falsete de su antecesora huasteca, que a su turno tiene raíces en la música regional española.

12. El caimán
En el alegre son "El caimán", el rasgueo de la guitarra cae sobre el tiempo fuerte. Esta versión presenta además el violín en pizzicato. Las imágenes poéticas del texto de Posadas son típicas del estilo del son huasteco.

13. Las flores
La habilidad de Joel Monroy, con su estilo característico de desarrollar una melodía, se destaca en esta pieza. En cada interludio instrumental, añade una rica dosis de matices en el violín que son, en sus propias palabras, "el chilito que le da sabor a la sopa".

14. El caballito
En esta pieza, el productor de la grabación, Artemio Posadas, toca el violín y canta el primer verso. El texto completo viene del repertorio de coplas tradicionalmente asociado a "El caballito". Posadas explica que los ritmos sincopados del baile de Rosa Flores, que caen a contratiempo, reflejan el estilo secundario veracruzano de la danza huasreca, que contrasta con el estilo a tiempo que caracteriza la mayor parte del baile huasteco.

Codificado en MP3 @320 kbps a partir del CD

A bailar!